MAYO, 24
 
Las interrupciones de la cadena de suministro podrían costar a Europa hasta 920.000 millones de euros en PIB para 2023, según Accenture
  • La nueva situación requiere la reinvención de la cadena de suministro a medida que se forma un nuevo orden económico.
 
DAVOS, Suiza, 24 de mayo de 2022 – Según el último informe de Accenture, los desafíos a los que se enfrenta la cadena de suministro derivados de la pandemia y la invasión rusa de Ucrania podrían provocar la pérdida de 920.000 millones de euros del PIB de la zona euro para 2023. La pérdida potencial equivale al 7,7% del PIB de la zona euro en 2023.
 
Publicado en el marco la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, el informe, "De la disrupción a la reinvención: el futuro de la cadena de suministro en Europa" (From Disruption to Reinvention – The future of supply chain in Europe), establece tres posibles escenarios de cómo podría desarrollarse la guerra durante el próximo año y analiza el posible impacto de cada uno en la eurozona en términos de costes y plazos para la recuperación.
 
La interrupción de la cadena de suministro que provocó la COVID-19 costó a las economías de la eurozona 112.700 millones de euros en PIB en 2021, según los datos de Accenture. Antes de la guerra, la escasez de suministros de materiales, la crisis del sector logístico y las presiones inflacionarias ya ponían en riesgo el repunte económico en Europa y, por precaución, los mercados acumularon un exceso de provisiones.
 
La invasión rusa de Ucrania ha agravado la situación. Por ejemplo, ahora se prevé que la escasez de semiconductores, que se esperaba que se resolviera en la segunda mitad de este año, persista en 2023.  Una guerra prolongada podría llevar a una pérdida adicional de hasta 318.000 millones de euros en 2022 y 602.000 millones de euros en 2023, mientras que la inflación podría crecer hasta 7,8% en 2022 antes de disminuir en 2023.
 
"Aunque los expertos consideran que Europa evitará la recesión este año, la combinación de la COVID-19 y la guerra en Ucrania tiene el potencial de impactar significativamente en la economía de Europa, causando una desaceleración del crecimiento económico", señala Jean-Marc Ollagnier, CEO de Accenture en Europa.  "Si bien antes de la guerra se esperaba la normalización de la cadena de suministro en la segunda mitad de 2022, ahora no esperamos que esto suceda antes de 2023, tal vez ni siquiera hasta 2024, dependiendo de cómo evolucione la guerra".
 
Resolver los problemas de la cadena de suministro será fundamental para la competitividad y el crecimiento en Europa.  Según el informe, hasta el 30% del valor añadido total de la eurozona depende del funcionamiento de las cadenas de suministro transfronterizas, ya sea como fuente de materias primas o como destino de la producción.
 
Reinventar las cadenas de suministro en el nuevo orden económico
 
El informe señala que se requiere una reinvención de las cadenas de suministro para abordar un cambio de paradigma: las cadenas de suministro se diseñaron principalmente para optimizar los costes, mientras que en el contexto actual también deben ser más resilientes y ágiles para responder a la incertidumbre, mientras que se convierten en una ventaja competitiva clave para permitir el crecimiento futuro. Destacan tres áreas clave:
 
  • Resiliencia: Las cadenas de suministro deben ser capaces de absorber, adaptarse y recuperarse de las interrupciones cuándo y dónde ocurran. La mejora de la visibilidad dinámica, la identificación de riesgos y las soluciones de mitigación permitirán a las empresas responder a los cambios repentinos de la cadena de suministro. La planificación de escenarios y los análisis de riesgos y oportunidades les ayudarán a adaptarse a la evolución de la oferta y la demanda. Las simulaciones, los test de estrés y las opciones de multi recursos, permitirán a las organizaciones gestionar la incertidumbre.
     
  • Relevancia: Las cadenas de suministro deberán estar centradas en el cliente y ser ágiles para que puedan adaptarse de manera rápida y rentable a los cambios en la demanda.  Será fundamental recoger nuevos datos, incluidos los datos en tiempo real, desde dentro y fuera de la organización y en toda la cadena de valor. La automatización y la inteligencia artificial permitirán a las organizaciones identificar rápidamente nuevos patrones de datos para informar mejor en la toma de decisiones. Pasar de los modelos centralizados y lineales de suministro a las redes descentralizadas que utilizan la producción bajo demanda y, en algunos casos, acercar la producción al punto de venta, puede ayudar a las organizaciones a satisfacer mejor las expectativas de los clientes en cuanto al cumplimiento de los pedidos.
     
  • Sostenibilidad: Las cadenas de suministro modernas deben apoyar y acelerar las agendas de sostenibilidad de las organizaciones. Para ganarse la confianza de las partes interesadas, las organizaciones deben hacer que sus cadenas de valor sean transparentes y una forma de hacerlo es a través de blockchain o tecnología similar. Un cambio de procesos lineales a procesos circulares de circuito cerrado que minimicen el desperdicio también es clave.
El informe también destaca dos desafíos a largo plazo resultantes de la pandemia y la guerra: la seguridad energética, ya que las economías europeas deben abordar su gran dependencia de los suministros de petróleo y gas al tiempo que aceleran su agenda de cero emisiones netas; y los desajustes de talento como resultado del envejecimiento de la población, la evolución de las expectativas de los empleados y los cambios en la demanda de capacidades.
 
Domingo Mirón, presidente de Accenture, Portugal e Israel, señala que "la guerra en Ucrania tendrá un impacto significativo, aumentando la cantidad y la duración de las interrupciones. La gravedad dependerá de cómo evolucione la guerra, pero se requiere, como mínimo, una reinvención, ya que se está formando un nuevo orden económico en medio de un entorno inflacionario, una mayor regionalización, la transición energética y un mercado de talento limitado.  Mejorar la eficiencia energética y fomentar la transición a fuentes de energía verde será fundamental para lograr la seguridad.  Y la capacidad de atraer, retener, volver a capacitar y mejorar las capacidades de las personas se está convirtiendo en uno de los problemas más apremiantes de esta década."
 
"La visibilidad en todas las redes de suministro, incluidos los proveedores de nivel 2 y nivel 3, es fundamental", destaca Kris Timmermans, quien dirige la práctica de Cadena de Suministro y Operaciones de Accenture. "Las empresas deben pasar de un enfoque inmediato (“just intime”) a un enfoque de “por si acaso”, diversificando las bases de suministro, planificando rutas de carga alternativas, flexibilizando los centros de distribución y construyendo inventario. Esta decisión supondrá un peaje, pero es una "póliza de seguro" contra futuros shocks. La clave es invertir en nuevas tecnologías para utilizar mejor los datos, desde gemelos digitales y análisis hasta torres de control de la cadena de suministro, así como la nube, que proporciona gran potencia informática de una manera rentable, flexible y sostenible".
 
 
Puedes descargar el informe completo aquí: De la disrupción a la reinvención: el futuro de la cadena de suministro en Europa.


Sobre la investigación
El informe de Accenture "From Disruption to Reinvention: The future of supply chain in Europe" (De la disrupción a la reinvención: el futuro de la cadena de suministro en Europa) se basa en una investigación realizada en colaboración con Oxford Economics.  El análisis cubre la zona euro, que consiste en Austria, Bélgica, Chipre, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, los Países Bajos, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España.
 
El estudio analiza tres posibles escenarios sobre cómo podría desarrollarse la guerra durante el próximo año, modelando el impacto de cada escenario en las principales economías europeas.  En el primer escenario, las sanciones contra Rusia no se intensifican e incluso podrían reducirse, aliviando las interrupciones de la cadena de suministro. Desafortunadamente, este escenario de impacto controlado ya ha transcurrido. En el segundo escenario, que es el de referencia actualla oferta de materias primas sigue siendo volátil a lo largo de 2022, lo que haría que los precios de las materias primas siguieran subiendo. En este caso, se reduciría la demanda de productos no esenciales y las empresas priorizarían la eficiencia.  En el tercer y peor de los casos, la guerra se extiende hasta 2023, lo que podría provocar un embargo más amplio de petróleo y gas a Rusia, lo que llevaría a una interrupción importante de la cadena de suministro, un repunte de la inflación al 7.8% en 2022, y una baja confianza del consumidor.
 
 
Accenture es una compañía global de servicios profesionales, líder en capacidades digitales, de cloud y de seguridad. Combinando una experiencia inigualable y habilidades especializadas en más de 40 sectores económicos, prestamos servicios de Estrategia y Consultoría, Tecnología, Operaciones y Accenture Song, impulsados por la red de centros de tecnología avanzada y operaciones inteligentes más grande del mundo. Nuestros 699.000 profesionales cumplen la promesa de la tecnología y el ingenio humano todos los días, y prestan servicio a clientes en más de 120 países. Aprovechamos el poder del cambio para crear valor y éxito compartido para nuestros clientes, profesionales, accionistas, partners y la sociedad. www.accenture.es
 
# # #
Contacto

José Luis Sánchez 
609 04 71 38 
jose.l.sanchez@accenture.com  

Berta Díaz 
691 33 88 89 
berta.diaz.olivas@accenture.com